Ir al contenido principal

Que hablen de ti, aunque sea mal




Carlos Castillo Quintero



El nombre de Oscar Wilde va unido al ruido y la figuración. Mordaz y extravagante, este escritor irlandés sigue vigente con libros como «El retrato de Dorian Gray», «Salomé», o «La importancia de llamarse Ernesto». Sin duda Wilde fue una de las mayores personalidades de su tiempo; celebrado como poeta y dramaturgo, deslumbró a los salones londinenses con su ingenio. Fue acusado de sodomía, enjuiciado, condenado, y recluido en la cárcel de Reading. Murió en 1900, en el exilio, arruinado material y espiritualmente. Hoy, de su extensa obra que incluye poemas, cuentos infantiles, obras de teatro, libros de ensayos, una novela, y cientos de epigramas, son estos últimos los más leídos gracias a la explosión de las redes sociales.
Escribió Oscar Wilde: “Hay solamente una cosa en el mundo peor que hablen de ti, y es que no hablen de ti”, frase que han traducido los asesores de imagen simplemente como: Que hablen de ti, aunque sea mal.
Esta receta, en la que se deja de lado cualquier norma ética o principio moral, ha sido usada con éxito por algunos personajes del medio artístico, político y social durante las últimas décadas. Empresas y marcas reconocidas también han participado, y mucho, en este juego perverso. Afirman los gurúes del marketing: La mejor publicidad es la que no se paga, premisa que, en estos tiempos de internet e hiperconexión, alcanza niveles enfermizos. Cada habitante del planeta Tierra que tenga un celular, una tablet, o un computador, se ha convertido en una caja de resonancia y, en ocasiones, en un loro virtual que comparte en sus redes sociales post, notas, artículos, fotos y videos, sin tener plena conciencia de su origen y menos de su veracidad, dándole visibilidad y ganancias, a quienes están detrás de esa información.
El tema da para todo. Francisco Santos, exvicepresidente de Colombia y periodista de medios como El Tiempo y El País de España, protagonizó hace algunos años un incidente en el cual criticó al entonces alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, y al sistema de transporte (SITP), con un tuit en el que puso un link a un artículo de Actualidad Panamericana, portal de sátira periodística que informó que el médico neurofisiólogo Rodolfo Llinás, estudioso del funcionamiento del cerebro, no había podido entender cómo funcionaba la tarjeta “Tullave” y había optado por tomar un taxi.

2
El 17 de abril de 2014 murió Gabriel García Márquez, novelista, cuentista, guionista, editor y periodista colombiano que en 1982 recibió el Premio Nobel de Literatura; autor de «Cien años de soledad», obra considerada como uno de los grandes clásicos hispánicos de todos los tiempos. Cuando su cadáver aún estaba tibio y personalidades, escritores, lectores, artistas e intelectuales de todo el mundo lamentaban su muerte, una congresista colombiana de la que nadie tenía razón (aparte de su familia y sus copartidarios, claro) lo condenó al infierno. Lo hizo con un tuit en el que publicó una foto del Nobel junto a su amigo, el exmandatario cubano Fidel Castro; la foto iba acompañada de la siguiente frase: “Pronto estarán juntos en el infierno”.
Así, el nombre de Gabriel García Márquez y la noticia de su muerte, además del nombre de Fidel Castro, quedaron enlazados con el de la dama que los estaba insultando, siendo tendencia en redes sociales y tema en los medios periodísticos que le dieron gran despliegue. La Revista Semana tituló: La congresista uribista que insultó la memoria de ‘Gabo’ (abril 18/2014); escritores serios y con gran audiencia como Alberto Salcedo Ramos, se vieron en la necesidad de responder al agravio: “Gabo y el infierno de la congresista Cabal” (El Colombiano, abril 19/2014); El periódico El Espectador tituló: “La congresista que quiere ver a Gabo en el infierno” (abril 18/2014). Y así fue creciendo esa bola de nieve tanto en el país como en el exterior. Desde luego ni el Nobel ni su amigo el comandante de la Revolución Cubana, necesitaban de tal exposición mediática, ¿para qué?, la congresista seguramente sí. ¡Bingo! He aquí una muestra innoble de cómo se aplica aquello de que la mejor publicidad es la que no se paga. (Este artículo, al hacer memoria de dicho desacierto, igual cae en ese juego).
Mientras tanto, las FARC, ese jueves santo también publicaban un tuit que decía: “Pierde Colombia, pierde el mundo por el fallecimiento de #Gabo. Sus obras salvaguardan su memoria. Acompañamos a su familia en este momento”.
México se cubrió de flores amarillas que lloraron la partida de Gabo, admirado escritor que había vivido exiliado en esa ciudad durante los últimos treinta años.

3
La televisión, la radio, los periódicos, las revistas y demás medios de comunicación, físicos y virtuales, han creado un mundo que resulta “verdadero” para millones de personas, sin importar que mucho de lo que allí se dice no sea cierto y, en ocasiones, ni siquiera haya existido. Vivimos una realidad de photoshop, olvidando, además, que esos medios responden a los intereses económicos e ideológicos de sus dueños.
Los impostores ocupan la escena. En 1990 el dúo de pop “Milli Vanilli” ganó un Grammy, y vendió millones de discos. El único problema: sus integrantes no eran músicos, no habían grabado las canciones y no tenían la menor idea de cómo hacerlo; ellos solamente prestaban su imagen y hacían playback, es decir lo mismo que nosotros en las izadas de bandera conocíamos como fonomímica. De esta calaña de ladrones, y de los asesores de marketing que han exprimido hasta el infinito la frase de Oscar Wilde, se alimentan los embaucadores actuales, teniendo como trampolín, además, a las redes sociales y sus replicadores.
Este fenómeno en el ámbito de las relaciones públicas se conoce como “Spin Doctor”, y alude a la persona o empresa encargada de orquestar una campaña para persuadir a la opinión pública en favor o en contra de una organización, un evento, o una persona, sin escatimar los recursos, tácticas manipulativas, o medios tenga que utilizar para lograr su cometido.
Una de las técnicas del “Spin Doctor”, entre muchas otras, es la de disminuir el impacto de una mala noticia, anunciando a la vez otra que sea popular y/o positiva, de manera que los medios (y la opinión pública) enfoquen su atención en la más popular y la negativa pase desapercibida. También funciona si se utiliza una gran noticia negativa para tapar otra también negativa pero de menor impacto. Como ejemplo de lo anterior se cita con frecuencia lo sucedido el 11 de septiembre de 2001, fecha fatídica en la que Jo Moore, jefe de prensa del gobierno británico, sin ningún escrúpulo recomendaba que: “Hoy es un buen día para lanzar alguna mala noticia que queramos enterrar”. El resto del mundo, mientras tanto, veía con horror el ataque a las Torres Gemelas.

4
El show de los MTV Video Music Awards 2003 comenzó con dos niñas, de unos ocho o diez años, regando pétalos blancos en el escenario. Minutos después, cuando la función ya estaba en su clímax, Madonna le dio un beso en los labios a Britney Spears, quien se mostró muy complacida. Algunas gentes “de bien” repudiaron aquel arranque lésbico de las cantantes, mientras que otros exaltaron la maravilla de ese momento. En ese show Madonna también besó a Cristina Aguilera, pero es el beso a la princesita del pop el que le sigue dando la vuelta al mundo. Los resultados mediáticos de aquel inesperado contacto de labios y de lenguas instalaron a las involucradas en el corazón de sus fans y en las estrellas.
Once años después, Larry Rudolph, quien por esa época era el mánager de Britney Spears, declaró a la Billboard que el famoso beso no había sido tan apasionado como lo mostraron las cámaras, y mucho menos espontáneo, ya que correspondía a una maniobra publicitaria planeada por él, un acto ensayado en todos sus detalles que produjo los beneficios económicos y publicitarios que habían calculado.

5
En Colombia se conoció una versión criolla de Jo Moore, el venezolano J.J. Rendón, asesor de Juan Manuel Santos en la campaña presidencial de 2010. Santos, a quien los sondeos de opinión daban como perdedor frente a su principal contrincante, el profesor Antanas Mockus, le dio un revolcón a su campaña siendo uno de los principales cambios el nombramiento como asesor del controvertido estratega J.J. Rendón. Esta situación generó malestar incluso entre algunos miembros del Partido de la U. El empresario y político Fabio Echeverri Correa, quien había sido gerente de la campaña para la reelección de Álvaro Uribe, lamentó que el venezolano se incorporara a la campaña. En La FM declaró, entre otras cosas, lo siguiente: “J.J. Rendón es el artífice de las grandes campañas sucias en Latinoamérica, y no es sano para la democracia colombiana que asesore a ningún aspirante a la presidencia”. “Si le vamos a meter esto a la campaña, no serán unas justas limpias”. “No me gusta ese estilo de guerra sucia”. “El país está lleno de podredumbre y vagabundería, para que a todo eso le vayamos a meter más daño” (El Espectador, mayo 3/2010).
Lo cierto es que en el 2010 Juan Manuel Santos fue elegido presidente de Colombia, con una de las votaciones más altas en la historia del país. No quedaron dudas sobre la efectividad del “Spin Doctor” venezolano, tanto que Santos, para su reelección en el 2014, esta vez en franca contienda con Uribe, también vinculó a J.J. Rendón como asesor. Tres semanas antes de las elecciones Rendón renunció, en medio de un escándalo por supuestos ofrecimientos de dinero por parte de narcotraficantes. En un comunicado a la opinión pública dijo: “Renuncio de manera voluntaria a mi cargo como Estratega General de la campaña presidencial del doctor Juan Manuel Santos, para no convertirme en un instrumento de los enemigos de la paz que pretenden minar la credibilidad del señor Presidente”. Los resultados se conocen: Juan Manuel Santos fue reelegido como presidente de Colombia.

6
Los colombianos, inmersos en la coyuntura política y social que vive el país, cargada de incertidumbre después de que el pasado 2 de octubre ganara la opción del No en el plebiscito, fueron sorprendidos el 5 de octubre por una entrevista publicada en el diario La República, en donde Juan Carlos Vélez Uribe, miembro del Centro Democrático y gerente de la campaña del No, contaba con lujo de detalles cuáles habían sido las tácticas manipulativas mediante las cuales engañaron a los votantes, según fuera su estrato o su ubicación territorial, llevando a buen término su objetivo de que votaran por el No.
El abogado Juan Carlos Vélez Uribe ha sido senador y candidato a la alcaldía de Medellín. Es también uno de los más cercanos colaboradores del expresidente Álvaro Uribe, además de ser estratega de varias de las campañas del Centro Democrático. También es conocedor de la influencia y los movimientos de las redes sociales, como lo manifestó en su entrevista con el diario La República. Aun así, en el 2014 fue noticia ya que al ver un artículo en el Daily Currant, donde se informaba que en Colorado, USA, habían muerto 37 personas por sobredosis de marihuana, en el mismo día en que en dicho Estado habían legalizado esta sustancia; con ironía Vélez Uribe trinó: “¿La legalizamos también?”. Lo que no sabía el senador uribista era que el Daily Currant es la versión gringa de Actualidad Panamericana, medio satírico en donde se burlan de las posiciones más conservadoras de los vecinos del Norte.
Yo, espectador anónimo de la realidad nacional, veo que en los medios de comunicación y en las redes sociales muchas voces autorizadas, congresistas, políticos, y columnistas tachan a Juan Carlos Vélez Uribe de “inocente”, “tontaina”, “inexperto” y calificativos similares. Veo también, su rostro compungido al lado del comunicado en el cual renuncia al Centro Democrático (igual a como hizo J.J. Benítez en su momento) y se retracta de sus declaraciones al mismo tiempo que critica al gobierno de Santos.
Veo y no lo creo. En ajedrez ese movimiento se llama “sacrificio” y consiste en un movimiento estratégico que entrega una pieza a cambio obtener una ganancia táctica o posicional en el tablero. Un “sacrificio” también puede ser el intercambio deliberado de una pieza de gran valor, o su pérdida, para que el oponente se confíe. El “sacrificio de Dama” es la jugada más aplaudida en ese estilo de juego ya que se apuesta la pieza de más valor en procura de un bien mayor, el Jaque Mate. Todos los “sacrificios” conducen hacia el mismo desenlace: ganar la partida.
Como dije: veo y no lo creo. No creo que el gerente de la campaña que urdió estrategias para que “la gente saliera a votar verraca”, y ganó; precisamente el mismo día de las marchas multitudinarias de los jóvenes por la paz, ofrezca una entrevista en la que “se equivoca”. No creo que un político trajinado en varias contiendas como lo es él, diga en su comunicado de renuncia que sus declaraciones fueron: “palabras imprecisas al calor de un momento de hondas emociones”.

Creo que se trata, más bien, de una nueva estrategia en esta contienda entre el presidente Santos y el Centro Democrático. Contienda que hoy viernes 7 de octubre, registra un nuevo movimiento ya que el Instituto Nobel de Noruega le ha otorgado a Juan Manuel Santos Calderón, el Premio Nobel de Paz 2016. Este artículo debería titularse de manera diferente, cambiando la frase de Oscar Wilde, por la premisa del pintor surrealista Salvador Dalí, la cual dedico al presidente Santos, y que dice: Lo importante es que hablen de ti, aunque sea bien.

Comentarios

RECOMENDADO

Novela histórica a ritmo de acordeón

(Óscar Perdomo G)
Jaime Andrés Rivera Murillo

La canción de Rafael Escalona, famosa por la interpretación de Carlos Vives en la década de los noventa, reza: “Allá en la Guajira arriba, donde nace el contrabando, el Almirante Padilla llegó a Puerto López y lo dejó arruinado”. Escalona se refiere a la fragata de la Armada Nacional, que en los años cincuenta se convirtió en el terror de los contrabandistas en el Caribe colombiano, y que además participó en la infame Guerra de Corea. Esta anécdota que surge de la letra de la canción, da material al escritor colombiano Óscar Perdomo Gamboa (Ibagué, 1974) para componer una ambiciosa novela, que juega a tres bandas, cual si fuera un brillante jugador de billar. Pero vamos por partes.
Perdomo divide la novela en tres historias, bastante diferenciables entre sí. La primera es el ascenso y posterior caída en desgracia del prócer José Prudencio Padilla López, quien se conve…

Hilar insectos

Con esta nota, Revista Corónica principia una serie de reseñas sobre novedades editoriales y eventos de la Feria Internacional del Libro de Bogotá que comenzó ayer.




Liliana Guzmán
Para los lectores que transitamos la Feria del Libro entre estantes atiborrados de sagas distópicas y libros sin cocción, el “Cuaderno de Entomología” de Humberto Ballesteros Caspasso es, sin duda, un gran descubrimiento. Este libro, una apuesta acertada de la Editorial Animal Extinto, está compuesto por diez cuentos bellamente ilustrados por la artista Ana María Velásquez, que reafirman la indiscutible trayectoria como escritor del bogotano.
Cada cuento, juiciosamente escrito, está compuesto por imágenes fabricadas con precisión a través de un lenguaje sobrio, sin florituras ni exageraciones. Las imágenes de sus relatos son tan sutiles como cada insecto escogido para conformar esta “entomología”. Los cuentos son inquietantes y logran poner al lector en una posición incómoda al leer. Causan una ligera rasquiña…

Muchas Chicas Muertas

Hugo Aparicio Reyes
Dispuesto a redactar esta reseña, registro hechos casuales, coincidentes con su sentido y contenido. Primero, recibo la grata visita de una amiga a su regreso de la visita a familiares residentes en una región del altiplano central. Ella conoce mi gusto por relatos de viajes, y yo sé de su capacidad como observadora. Durante el diálogo, entre notas acerca del ambiente comarcal del lugar, de sus tradiciones, usos y costumbres, sin razón conectora con el tema, Graciela suelta una de sus agudezas: …Todo muy bien, la gente cordial, amable, trabajadora, sobre todo las mujeres…  además de su obligación doméstica en el pueblo, deben realizar labores del campo en fincas familiares: ordeño del ganado desde antes del alba, pequeños cultivos, aunque el manejo de los ingresos y las decisiones mayores son potestad de los hombres. Ellos se portan como patrones, llegan y salen a su antojo, se embriagan con frecuencia, y cuando les da la gana la emprenden contra ellas, las golpean.…

El visitante, de Andrés Elías Flórez Brum

John Jairo Zuluaga*
Andrés Elías Flórez Brum, El visitante, Bogotá, Caza de Libros-Pijao Editores, 2008. 76 P.

Un lector silvestre que recorra las páginas de la novela corta: El visitante puede encontrarse con una historia del montón. Una de tantas, en las que se ven inmersas, a menudo, personas de cualquier pueblo del trópico colombiano.
En cambio, un lector avisado encontrará en esa misma obra un refinamiento técnico que vale la pena mostrar.
La obra sigue la tradición de novelas construidas con marco de composición, tal como lo evidencian Las mil y una noches, El Decamerón y, en el caso colombiano, La vorágine, de José Eustasio Rivera. El marco de composición: “Se construye a la manera de un formato previo e independiente, que antecede y da paso a la historia central, y luego lo cierra. Ese formato introductorio que luego cierra al final, se parece al marco de un cuadro de pintura, porque desde afuera rodea la historia central”. (Isaías Peña, El universo de la creación narrativa). 
En …

La mirada fragmentada

Juliana Gómez Nieto
La sed del ojo es una novela histórica que reconstruye el auge de la fotografía erótica y pornográfica en el París de mitad del siglo diecinueve. Pablo Montoya narra la detención del fotógrafo Auguste Belloc, a quien le fueron incautadas en su estudio más de cuatro mil imágenes obscenas, y este hecho es el detonante de la trama. Fotografías que circulan clandestinamente por los despachos de hombres que disfrutan sus contenidos de forma privada pero que públicamente repudian por atentar contra  la moral burguesa.
Valiéndose de tres personajes –todos voyeristas– Montoya construye un relato, siempre desde un punto de vista masculino, en el que el fotógrafo Belloc, el detective Maledeine y el médico Chaussende, a pesar de sus miradas casi antagónicas, están emparentados por su sed de atrapar –como consumidores, o como productores de las imágenes- eso fugitivo donde se oculta la belleza, y cuyo símbolo es el cuerpo femenino; mejor dicho, su imagen fragmentada por el reco…

Hay un poema… (Fragmento)

Omar García Ramírez*
2
Encontraron un poema agonizando entre las líneas negras y los espacios blanco-hueso de papel de un periódico… Encontraron un poema en la última página: crónica de crímenes y elecciones. La crónica roja parecía tomar cierto brillo al lado de las caras de los maleantes de turno. El poema se derrumbaba sobre un charco de tinta                                                             /y agitaba sus brazos como dos metáforas lisiadas. Encontraron un poema pequeño: no alcanzaba a ser incluido en la antología de un funcionario de la academia. Se le debería llamar una larva de poema; un abortado en la calle de la lírica. Encontraron un poema envuelto entre los periódicos del día anterior. Estaba podrido ––ya se sabe, los poemas a veces, cuando no alcanzan a balbucear, perecen rápido;  es de anotar, que su olor es como de gorrión ligero––Un pájaro dando su frágil cuerpo a los gusanos de los anuncios publicitarios. Encontraron un poema. Una muchacha que pasaba por allí lo escuchó…

Festival Internacional de Poesía de Bogotá

Llega el 25 Festival Internacional de Poesía de Bogotá certamen apoyado por el Ministerio de Cultura y del Instituto Distrital de las Artes- IDARTES.


Eventos previos a la inauguración del certamen:

Lanzamiento de la Revista Ulrika No.58
2017-04-27 /6:30 p.m.
Sala Filbo C
»Presentación del 25 Festival Internacional de Poesía de Bogotá.
»Entrega al público del número 58 de Ulrika, el afiche y los plegables de programación.

Lectura de poemas
2017-05-03 /2:00 p.m.
»Universidad Jorge Tadeo Lozano
Maruja Vieira (Colombia), Liv Lundberg (Noruega) y José Ramón Ripoll (España)
2017-05-03 /4:00 p.m.
»Universidad Santo Tomás (Sede Aquinate)
Jotamario Arbeláez (Colombia), Iván Oñate (Ecuador) y Enrique Sánchez Hernani (Perú)

Lectura de poemas y conversatorio
2017-05-04 /2:30 p.m.
»Centro Educativo y Cultural Reyes Católicos
Liv Lundberg (Noruega), José Ramón Ripoll (España)

El 4 de mayo será la inauguración oficial en el marco de la Feria del Libro de Bogotá 2017 acompañada de lecturas de poetas …

Dos libros, una canción

Juan Felipe Gómez  Al final del décimo Congreso Nacional de Lectura, en mayo de 2011, ocurrió algo que los asistentes no esperábamos: después de la conferencia Erase una vez, del escritor argentino Alberto Manguel, unos señores de ruana y sombrero con instrumentos de cuerda se subieron al escenario del auditorio José Asunción Silva en Corferias para ofrecer un recital de clausura. Pronto supimos que se trataba de Jorge Velosa y los Carrangueros de Ráquira, y entre el desconcierto de algunos y el entusiasmo de otros nos dimos a disfrutar de la presentación que, aunque corta, nos puso en contacto, a la mayoría por primera vez, con el singular sonido de la carranga en vivo. Al recordar que aquel congreso tuvo como eje Los leguajes de la infancia, crecer entre relatos y juegos, pienso que no pudo haber un invitado más pertinente que Jorge Velosa para cerrar las jornadas académicas poniendo a los invitados (bibliotecarios, promotores de lectura, profesores y lectores de todo el país) a baila…

Tres poemas inéditos

Lilián Zulima González



DIARIO DE UNA CORTESANA
Avecesmegusta,comocuandolleganconlaropareciénplanchada,ymedicenquemeparezcoasumadre. Tambiénmegustacuandolohacendespacio,meditando,comosimefueranapediralotrodíaquelosacompañeaunpaseoporelcampo. Ocuandonohacenruido,comositemieranromperelhechizo. Megustacuandoindaganmis pretensiones ypuedodecirunamentira. Y cuando dicen que me quieren y yo les digo que los quiero y me dejan unas llaves inútiles en el cenicero.
Me gusta cuando traen una pizza, optan por la luz prendida y, al preguntar por mi nombre,  respondo con una taza de café negro.
Y me gusta,  sobretodo, cuando hace frío afuera. Entonces ellos, con sus abrigos ensopados, golpean presurosos me abrazan con sutil afecto

Carta abierta a William Ospina, Por Fernando Cruz Kronfly

Carta abierta del novelista Fernando Cruz Kronfly al novelista William Ospina tras la columna publicada en el diario El Espectador ("De dos males"), en la que el ensayista manifiesta públicamente su voto a favor de la extrema derecha, entre las dos derechas que disputan la presidencia de Colombia. Aquí la columna de Ospina.
Revista Corónica reproduce a continuación la carta abierta del escritorFernando Cruz Kronfly:

"Cali, Junio 2, 2014
 Querido William:

Tú sabes la amistad y el afecto que nos une. Eso está claro y nada de esto se afectará. Pero, la publicidad de tu documento me obliga a hablarte en público. Entonces, debo decirte que tu decisión de preferir al Zorro sobre el Santo me ha llenado de estupor. No necesitabas explicarla de una manera tan aterradora. Lo de menos es tu voto anunciado, del que eres libre y soberano. Se trata de una decisión que, por supuesto, no comparto pero que respeto. Así es como suele decirse, con educación? Pero, lo que me llena de estupo…