Ir al contenido principal

Cinco Piedras


Juan Sebastián Gaviria*



Diversión


Una buena novela debe ser divertida. Dinámica. Viva. Algo que le ponga a circular la sangre al lector. El trabajo del novelista es, de cierta manera, usar la pirotecnia de la acción para empujar a los lectores contra los límites de su imaginación y encaminarlos hacia el cuestionamiento sistemático de los valores de su tiempo.



Filosofía


A veces, las más filosóficas de las novelas son esas en que los pensamientos de los personajes o los insights del autor resultan más escasos, y en ocasiones ausentes. Por filosofía me refiero a la invitación al cuestionamiento. La narrativa debe generar momentos y situaciones en que el lector se vea obligado a avivar su propia voluntad indagatoria. Ese impulso de irreverencia y vitalidad mediante el cual el arte redefine conceptos constantemente. Es imposible que un lector no filosofe después de haberle echado un vistazo al ser humano desde una perspectiva amoral y apolítica. Sólo en la narrativa que carece inclinaciones moralistas el lector puede ver cuán relativos y frágiles son sus propios valores y sus más íntimas convicciones. 



Peligro


Alguna vez oí decir que un buen libro debía ser un fiel reflejo de la época y el lugar del que brotó. Al contrario, pienso que un buen libro debe bufarse, mediante los mecanismos que estén a la mano, de las convicciones y tendencias de la cultura que lo vio nacer. Debe abandonarlas para iniciar un viaje insólito y peligroso. Entonces se accede a una temática humana, universal. Cuando la razón es puesta a prueba y los límites éticos y estéticos son empujados palabra a palabra, la escritura, y por ende la lectura, se convierten en verdaderas experiencias fisiológicas. Íntimas. Claro que hay momentos de enfermedad y asfixia, y de hecho, todo buen lector debe saber dudar ante la ausencia de éstos. Para lograr algo de este calibre, el autor ya debe haber librado sus propias batallas, por supuesto. Quizás no haya mayor peligro para un escritor que el deseo de sentirse útil. La inutilidad del arte es su más grande virtud. Hoy más que nunca. Sólo los libros que se han librado de las triviales exigencias de su época y su sociedad pueden aspirar a sobrevivir algún tiempo.



Amor


Cuando el autor se aproxima con amor a las situaciones humanas, por horribles que sean, puede generarse algún tipo de reconciliación con la oscuridad, una especie de asimilación de la monstruosidad. A veces pareciera que el mundo como lo conocemos no se deja querer, pero correr junto a la gran bestia y no desesperar es parte del trabajo del novelista. En ocasiones, el novelista debe elevarse por encima de su propia repulsión para poder comprender, y para tratar de comulgar con el caos, lo que significa aceptar su participación en éste. El novelista, por defecto, es alguien que vive obsesionado por descubrir la naturaleza humana, una y otra vez, de maneras cada vez más insólitas. Eso es algo que no se puede hacer sin amor. Y no me refiero a “amor por la escritura”, sino al amor por las fuerzas que se manifiestan en los hombres. Un amor a la complejidad humana.



Alter egos


Mediante sus personajes, el novelista puede simular realidades alternas en toda su magnitud. Este escapismo de la subjetividad es el pasaje a descubrir cuán relativos y pasajeros son los principios humanos. En este aspecto, el arte del novelista no es tan distinto al de un actor. Vivir las vidas de otros, y vivirlas a fondo. Pero la complejidad de estos personajes, aún cuando se trate de uno simplón y fútil, hace la diferencia entre una historia convincente y una inverosímil. No pueden haber “buenos” y “malos”, y realmente, creo que sobre todo hoy en día los héroes y los anti-héroes son prescindibles. A veces, el protagonista de una novela es el personaje menos interesante de todos, y en gran parte su valor radica en que es mediante éste que la historia se hila. No importa. De hecho, “el protagonista” de una novela puede ser un muerto o un objeto, porque todo buen libro debe ser realmente protagonizado por el hambre intelectual, por la inquietud insaciable. Cuando una novela cuenta con personajes ambiguos, contradictorios e incongruentes (o sea, reales), se respira un aire verdaderamente humano. Cuando yo leo por primera vez el nombre de un personaje, siempre tengo en cuenta que estoy lidiando con una sonda que el autor lanzó hacia la oscuridad para que realizara un viaje sin retorno.


*Novelista colombiano. Su más reciente libro se titula Contenido explicito. 

Comentarios

  1. además de dejarlo sin aliento, un buena novela debe llevar al lector hacia si mismo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Nos gustaría saber su opinión. Deje su comentario o envíe una carta al editor | RC

Entradas populares de este blog

Buenos Aires en cinco poemas

Pablo Di Marco      Tantas veces me han pedido mi opinión sobre temas de los que no tengo la menor idea, tantas veces me han pedido que escriba artículos sobre cuestiones inverosímiles…  Hoy podré darle un respiro a mi inutilidad. ¿Por qué? Porque los amigos de Revista Corónica quieren saber cuáles son mis cinco poemas favoritos que giren en torno a Buenos Aires. No se me ocurre trabajo más sencillo y grato. Podría nombrar cincuenta. Buenos Aires transpira literatura. En cada esquina, farol y empedrado se esconde la huella de algún poema, cuento o novela. No nombraré a los mejores, nombraré a los más queridos, a esos que viajan siempre conmigo, esos que recito y tarareo sin siquiera pensarlo.   “Setenta balcones y ninguna flor” de Baldomero Fernández Moreno      Este poema eclipsó al resto de la obra de Baldomero Fernández. ¿Cuál es su secreto? Intuyo que una irresistible alquimia de encanto, inocencia y sencillez. A lo que debemos sumarle el eterno debate en

El gesto desnudo. Guillermo Vélez | ¿Qué es y cómo se hizo?

El gesto desnudo. Guillermo Vélez ya está en imprenta. En video algunos detalles del proceso de producción. Este libro de Catherine Rendón y Corónica Editorial se lanzará el próximo 1 de diciembre en el Museo del Oro Quimbaya de la ciudad de Armenia. En la imagen toda la información:

#TeatroenBogotá en Casa TEA || «Donde el viento hace buñuelos»

Por Juan Sebastián Navarrete Aldana | Prensa Casa TEA.  Bogotá 24 de noviembre de 2023. En Casa TEA (Teatro Estudio Alcaraván) se presentará este 30 de noviembre, 1 y 2 de diciembre el grupo Delirantes Teatro con su obra «Donde el viento hace buñuelos» escrita por Aristides Vargas, dirigida por Alveiro Tulcán y con la actuación de Sofía Herrera y Mercedes Mejía, una obra sobre el exilio y la amistad.  “Nosotros investigamos la corporalidad, la imagen poética, nos hemos interesado por la depuración y el detalle. En ese orden de ideas las personas van a ver mucha pulcritud y simbolismo, imágenes y acciones que están muy bien diseñadas desde la metáfora y la poética, pero sobre todo desde la verdad y la virtud de la dramaturgia de Aristides Vargas que nos empuja a mostrar el cuerpo con el objeto en sus límites” comentó Alveiro Tulcán, director de la obra. El grupo Delirantes Teatro nació en Ipiales, sur de Colombia, en el año 2012, después de participar en el Carnaval Multicolor de la Fro

Se estrena el documental basado en la vida de Jacobo Grinberg

Reforma, sobre la desaparición de Jacobo Grinberg, 1995 | Fuente: El País Jacobo Grinber Zilberbaum fue un psicólogo mexicano dedicado al estudio de la conciencia. Escribió medio centenar de libros entre los que destacan una serie sobre el chamanismo mexicano (Chamanes de méxico, Pachita), libros de cuentos como La luz angelmática, su libro de memorias La conquista del templo, manuales de experimentos llevados a cabo en el Laboratorio del Instituto Nacional para el Estudio de la Conciencia, investigaciones financiadas por la UNAM y el gobierno mexicano. Desaparecido en extrañas circunstancias, aún indeterminadas, su figura y obra ha retomado un impulso para su internacionalización. Estucha Grinberg, hija y heredera, ha relanzado una plataforma digital con la totalidad de la obra de Grinberg digitalizada . Y en el festival de Cine de Málaga España 2020 se ha estrenado el documental El secreto del doctor Grinberg . Grinberg egresó de la Facultad de Ciencias de la UNAM, donde cursó la

Homenaje a Álvaro Mutis en Casa de América

Fuente Casa de América . Programa:   I. Diálogo: Bienvenida: - Luis Prados, director de programación de Casa de América. - Ernesto Pérez Zúñiga, subdirector de cultura del Instituto Cervantes. - Eduardo Ávila Navarrete, embajador de Colombia en España. Participan: - Pilar Reyes, directora de la división literaria del grupo Penguin Random House. - Juan Manuel Roca, poeta. II. Concierto: (15 minutos de duración) El grupo Como era en un principio, integrado por Ana María Fonseca Núñez (voz y dirección artística), Juan Camilo Araoz (guitarra barroca), Juan Miguel Sossa (tiple y bandola llanera) y Sebastián Villanueva (cuatro y percusión) interpretará las siguientes piezas: - Danzas españolas para guitarra barroca. - Tono humano del Siglo de Oro. - Villancico del Archivo de la Catedral de Bogotá. - Romance y danza de la tradición oral colombiana