Ir al contenido principal

DON QUIXOTE

Jaime Manrique Ardila




Poeta y novelista colombiano radicado en Los Estados Unidos. Revista Corónica publica este poema, inédito en Español.
                                                                          
Era la hora
de los terrores nocturnos.
Con mi cabeza
en la almohada, en la inquietante
oscuridad del cuarto, me dije:
“Estoy viejo”.

No pude
volver a conciliar el sueño.
Metí mis huesudos dedos
en las pantuflas
hechas jirones.
Igual que otras noches
últimamente, me arropé
 el cuerpo tembloroso
con una raída manta
abrí la puerta de mi alcoba
y me escapé de la casa silenciosa.

El suelo
estaba húmedo;
desde la mantilla negra
del cielo caían estrellas mudas
al vacío—muy lejos
de mi parcela baldía.
Los ojos dorados
de una lechuza en el granero
me interrogaban no acerca
de mi presencia allí
a esa hora tardía
si no acerca
de mi existencia.

El crujido debajo
de la plantas de mis pies
era un señal que se
acercaba la primavera.

Me sobresalté cuando
me escuché decir:
“Pronto estaré muerto; pronto mis carnes
flácidas, mi huesos quebradizos, mi cerebro reseco
abonarán el suelo—la tierra
será mi techo, las flores de los árboles
mis constelaciones”.

“No puedo acabar así “, me dije
entre dientes. “La vida es mucho
más que la suma
de las novelas que conozco,
todo lo que no he visto o experimentado
que el colchón duro de mi cama”.

Entonces
se me ocurrió
que tenía que salir
a recorrer el mundo
para componer los entuertos
desagraviar a los injuriados
y corregir las injusticias.
“Antes de que sea demasiado tarde”, concluí,
“tengo que conocer el amor”.

Dos días después
salí cabalgando mi Rocinante
con mi vecino Sancho Panza de escudero
y la bella Dulcinea del Toboso
como la brújula
de mi corazón hambriento.

Todos conocen
el resto de la historia
mas lo que nadie
ha descrito antes fue ese
instante cuando me desperté
en mi lecho frígido, saludé
a la aurora helada y sentí
los gusanos en el suelo
arando la tierra congelada
para recordarme
que solo me quedaba
una primavera más de vida

y era mi deber vivirla.

Comentarios

  1. Amo leerte Jaime, amo saber que estás a unas letras cerca de mi corazón

    ResponderEliminar
  2. sincero y honesto, muy bello, muchas gracias por compartilo.

    ResponderEliminar
  3. Un verdadero placer leer a mí amado profesor. Un trabajo cargado de unas imágenes sobrecogedoras. Toda una muestra de alguien sabe escribir realmente bien. Una lección de vida.

    ResponderEliminar
  4. Bellisimo unas figuras literarias divinas . Felicitaciones Una admiradora

    ResponderEliminar
  5. Bellisimo unas figuras literarias divinas . Felicitaciones Una admiradora

    ResponderEliminar
  6. Una epifanía quijotesca descubierta por el poeta J.M.A. Conmovedor y bello escrito.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Nos gustaría saber su opinión. Deje su comentario o envíe una carta al editor | RC

Entradas populares de este blog

Buenos Aires en cinco poemas

Pablo Di Marco      Tantas veces me han pedido mi opinión sobre temas de los que no tengo la menor idea, tantas veces me han pedido que escriba artículos sobre cuestiones inverosímiles…  Hoy podré darle un respiro a mi inutilidad. ¿Por qué? Porque los amigos de Revista Corónica quieren saber cuáles son mis cinco poemas favoritos que giren en torno a Buenos Aires. No se me ocurre trabajo más sencillo y grato. Podría nombrar cincuenta. Buenos Aires transpira literatura. En cada esquina, farol y empedrado se esconde la huella de algún poema, cuento o novela. No nombraré a los mejores, nombraré a los más queridos, a esos que viajan siempre conmigo, esos que recito y tarareo sin siquiera pensarlo.   “Setenta balcones y ninguna flor” de Baldomero Fernández Moreno      Este poema eclipsó al resto de la obra de Baldomero Fernández. ¿Cuál es su secreto? Intuyo que una irresistible alquimia de encanto, inocencia y sencillez. A lo que debemos sumarle el eterno debate en

John Reed por Paco Ignacio Taibo II (Los nuestros, documental)

   

Se estrena el documental basado en la vida de Jacobo Grinberg

Reforma, sobre la desaparición de Jacobo Grinberg, 1995 | Fuente: El País Jacobo Grinber Zilberbaum fue un psicólogo mexicano dedicado al estudio de la conciencia. Escribió medio centenar de libros entre los que destacan una serie sobre el chamanismo mexicano (Chamanes de méxico, Pachita), libros de cuentos como La luz angelmática, su libro de memorias La conquista del templo, manuales de experimentos llevados a cabo en el Laboratorio del Instituto Nacional para el Estudio de la Conciencia, investigaciones financiadas por la UNAM y el gobierno mexicano. Desaparecido en extrañas circunstancias, aún indeterminadas, su figura y obra ha retomado un impulso para su internacionalización. Estucha Grinberg, hija y heredera, ha relanzado una plataforma digital con la totalidad de la obra de Grinberg digitalizada . Y en el festival de Cine de Málaga España 2020 se ha estrenado el documental El secreto del doctor Grinberg . Grinberg egresó de la Facultad de Ciencias de la UNAM, donde cursó la

Roberto Saviano, En la sombra de la muerte, un documental de Elisa Mantin

Roberto Saviano (Nápoles, 22 de septiembre de 1979) es un periodista, escritor y ensayista italiano.​ En sus escritos y artículos utiliza el reportaje y la literatura para contar la realidad económica, territorial y de empresa de la Camorra en Italia y del crimen organizado en general. Saviano saltó a la fama en 2006 con la publicación de su novela Gomorra, en el que describe los negocios de la Camorra, basándose en hechos reales. Amenazado de muerte, vive escoltado desde entonces. En la sombra de la muerte es un documental de Elisa Mantin.