Ir al contenido principal

Carlos Velázquez, contra Bolaño


Y todos contra Carlos Velázquez. Es lo que pasa cuando un aspirante a rockstar pondera en negativo a un upagurú de la literatura: ¿recuerdan lo que dijo Tolstoi de Shakespeare? Que era aburrido y su aceptación era histeria colectiva. ¿Y lo que dijo Lope de Cervantes en aquella carta al duque? Que pensara el duque en el peor escritor de todos, pongamos Cervantes. ¿Y lo que dijo Johnson's de Sterne? Que no duraría.
Pero los consagrados en el cargo de gurús tienen defensores posmortem.
La historia: en la feria de Guadalajara, un panel sobre Bolaño. Allí Carlos Velázquez dijo dos o tres cosas que algunos piensan de Los detectives salvajes y de los cuentos de Roberto Bolaño, y entre los panelistas se aguó la fiesta. Resultado: el público propuso lincharlo.
Velázquez narra la anécdota en La semana de Frente. Aquí fragmento de la nota y el foro de comentarios. Qué curioso: los aka de méxico recuerdan vagamente los alias del Narco. Ojalá no los métodos:

Me invitaron a debatir sobre Bolaño en la FIL. El panel lo conformamos Roberto Brodsky, Rodrigo Pinto, Ignacio Echevarría (el mejor amigo de Bolaño), y yo. Y todo fue un desastre. Echevarría comenzó insultando a Vallejo. Pésima carta de presentación. Pese a que me pareció una agresión directa, no me calenté. En cuanto me cedieron la palabra expuse lo que a mi parecer explica el éxito de Bolaño: la crisis de la literatura mexicana. Ante la falta de un prócer local, el chileno ha venido a ocupar un lugar en el mercado editorial que se encontraba huérfano. Y como sucede siempre cuando uno lidia con el fanatismo: me quisieron linchar. Acusé a Bolaño de ser un continuador del Boom, y se me descalificó. Echeverría se empeñó en establecer que el chileno había arrojado un soplo de aire fresco en la literatura latinoamericana. No estoy de acuerdo. Afirmó que nunca antes un escritor en nuestro continente había conformado una obra con base en la fragmentación. ¿Acaso no Rayuela de Cortázar está estructurada en cuanto a lo fragmental? Y entonces surgió el argumento iluminador (o como lo llamamos acá, “la frase dominguera”) de que Los detectives salvajes podría ser incluso considerado un libro de cuentos. Ante ese tipo de posturas es imposible discutir. Se me invitó a dialogar, pero todo lo que yo decía, se descalificaba o se descartaba o se consideraba absurdo por el simple hecho de contradecir sus ideas sobre Bolaño. Por el contrario, todo lo que se mencionaba de la otra parte —eran tres contra uno— debía ser tomado en el mismo tono en el que se expresaba: pontificado.

Claro, luego de que Velázquez sacó un articulo (muy lúcido, a mi parecer) sobre Bolaño, ¿cómo se iban a quedar sin meterlo al debate de la FIL? Pan y circo, pasó lo que querían que pasara. Lástima que me lo perdí. Yo puedo estar de acuerdo con ambos lados porque me gusta Bolaño, lo disfruto, 2666 fue un "para chuparme los dedos". Pero comprendo perfectamente el argumento de Velázquez sobre el daño que nos ha hecho, yo tengo tiempo diciéndole a mis compañeros escritores o aspirantes a ello: "ya chavos, súperenlo, ya existió un Roberto Bolaño, pónganse a hacer otra cosa mejor", y esa "otra cosa" es precisamente la búsqueda que están haciendo Carlos Velázquez y otros escritores (Fadanelli, Julián Herbert, etc). Es decir, que si hay un "aliento fresco" en nuestra literatura, habría que empezar por poner el ojo en voces como esas.

Foro
Sergio Coddou
Perdón pero esto no es una columna, sino un lloriqueo impúdico. No da ningún argumento para descalificar la obra de Bolaño, algo que ciertamente está en su derecho de hacer, pero con argumentos sólidos. Ni siquiera refuta los planteamientos de los otros o defiende los suyos.
Luego de leer esto, no me interesa leer más de este señor Velásquez.
A todo esto, entiendo que Franzen no dijo que Bolaño era un mal escritor, sino que no es de su estilo. Algo que me cuadra perfectamente.


Daniel Sillas
¿Ha vertido alguna lágrima por las numerosas críticas que ha recibido?–Muchísimas, cada vez que leo que alguien habla mal de mí me pongo a llorar, me arrastro por el suelo, me araño, dejo de escribir por tiempo indefinido, el apetito baja, fumo menos, hago deporte, salgo a caminar a orillas del mar, que, entre paréntesis, está a menos de treinta metros de mi casa, y les pregunto a las gaviotas, cuyos antepasados se comieron a los peces que se comieron a Ulises, ¿por qué yo, por qué yo, que ningún mal les he hecho?

Roberto Bolaño.

Ultima entrevista.

Ruy
Cómo se respira últimamente entre los "escritores mexicanos jóvenes" un aire de irreverencia contra ciertas figuras que gozan de un determinado éxito literario. Publican 2 o 3 libros medianones y ya le quieren tirar a Bolaño o a Houellebecq con argumentos por lo demás muy pobres: "un escritor bastante limitado", "me da sueño", "vino a cubrir la horfandad".
Lo que verdaderamente hace daño a nuestra literatura es la falta de ideas propias, las distinciones arbitrarias de "literatura norteña" que no tendrían razón de ser, y esa falsa irreverencia estereotipada que nos le va.

Lftorres
El éxito de Bolaño es a nivel mundial. ¿Qué relación puede tener que sus libros se encuentren en Londres, Helsinki y Shanghái sin siquiera tener que buscarlos, con el nefasto estado de la literatura mexicana? La respuesta es una y simple: ninguna.

Sirena diabólica
Por cierto, me dio mucha risa lo de una lectura de "Los detectives salvajes" como si fueran cuentos. FAIL.

piragni
Creo que todas las "mesas de debate" o cosas por el estilo son solo una sobadera de lomo, y tienen todo menos de debate o exposición de puntos de vista, en principio la idea de debate es esa, el encuentro de dos ideas que pueden o no ser opuestas, pero cuando lo son es cuando debe ser más enriquecedora la charla. Finalmente hay que mencionar también un poco del peligro de caer en la provocación solo por provocar, una idea bien fundada en la razón o la experiencia no debe de ser perseguida ni denostada. Esa es mi opinión.

Atte. El Piraña


beretta
me gustaría y sería interesante escuchar la argumentación en virtud del cual Velásquez asevera que Bolaño es un pésimo cuentista... queda atento.


Bef
Comparto contigo, mi querido cavernario, Bolaño me parece un narrador bastante limitado. Su éxito me sorprende. Los detectives salvajes me parece sobrevalorada.

diego lima
Ocurre que cada uno defienda sus "gustos"; por otro lado es innegable el "exito" de Bolaño.  En fin, sigamos debatiendo.


M. M. R. G.
Ajustándose solo al texto, debe ser incómodo que te inviten a una mesa a dar un paseo. Es cierto que existen ortodoxos-fanáticos de Bolaño que no entienden que el tiempo pasa y que la literatura necesita tomar otros caminos. Mal por ellos.

En lo personal, me encanta Bolaño en especial "Nocturno de Chile" y "2666" pero me niego a transformarlo en vaca sagrada. No le hace bien a la literatura, ni siquiera le hace justicia a él.
Esa obsesión por la Lectura, que tenía Bolaño, quizás es lo único que se debería idealizar porque no depende de su imagen sino de la voluntad de cualquiera.


Pablo Torche
Ocultar
Buenísima nota. Siempre me ha incomodado toda esta actitud syconfántica con Bolaño, algo un poco pueril, como el amigo menor que admira al amigo mayor que tiene más exito con las mujeres. ¿Por qué atacaban a Vallejo????


Comentarios

  1. La culpa es del mismo escritor mexicano, que no tiene ni la capacidad de armar una historia notable,entretenida e innovadora(algunos lo intentan pero no dan el ancho) y que de paso esta añorando los éxitos ajenos y descuidando su obra. Están sedientos de brillo y éxito que se están cegando y empiezan a tirar golpes sin sentido. Joder,están peleando contra un fantasma,un fantasma incomodo. Esto de plano es un circo y no cabe duda que la mediocridad es algo contagiable. Si el pastor no sabe cuidar el rebaño,alguien hará mejor el trabajo.

    ResponderEliminar
  2. La culpa es del mismo escritor mexicano, que no tiene ni la capacidad de armar una historia notable,entretenida e innovadora(algunos lo intentan pero no dan el ancho) y que de paso esta añorando los éxitos ajenos y descuidando su obra. Están sedientos de brillo y éxito que se están cegando y empiezan a tirar golpes sin sentido. Joder,están peleando contra un fantasma,un fantasma incomodo. Esto de plano es un circo y no cabe duda que la mediocridad es algo contagiable. Si el pastor no sabe cuidar el rebaño,alguien hará mejor el trabajo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Nos gustaría saber su opinión. Deje su comentario o envíe una carta al editor | RC

Entradas populares de este blog

Buenos Aires en cinco poemas

Pablo Di Marco      Tantas veces me han pedido mi opinión sobre temas de los que no tengo la menor idea, tantas veces me han pedido que escriba artículos sobre cuestiones inverosímiles…  Hoy podré darle un respiro a mi inutilidad. ¿Por qué? Porque los amigos de Revista Corónica quieren saber cuáles son mis cinco poemas favoritos que giren en torno a Buenos Aires. No se me ocurre trabajo más sencillo y grato. Podría nombrar cincuenta. Buenos Aires transpira literatura. En cada esquina, farol y empedrado se esconde la huella de algún poema, cuento o novela. No nombraré a los mejores, nombraré a los más queridos, a esos que viajan siempre conmigo, esos que recito y tarareo sin siquiera pensarlo.   “Setenta balcones y ninguna flor” de Baldomero Fernández Moreno      Este poema eclipsó al resto de la obra de Baldomero Fernández. ¿Cuál es su secreto? Intuyo que una irresistible alquimia de encanto, inocencia y sencillez. A lo que debemos sumarle el eterno debate en

El gesto desnudo. Guillermo Vélez | ¿Qué es y cómo se hizo?

El gesto desnudo. Guillermo Vélez ya está en imprenta. En video algunos detalles del proceso de producción. Este libro de Catherine Rendón y Corónica Editorial se lanzará el próximo 1 de diciembre en el Museo del Oro Quimbaya de la ciudad de Armenia. En la imagen toda la información:

#TeatroenBogotá en Casa TEA || «Donde el viento hace buñuelos»

Por Juan Sebastián Navarrete Aldana | Prensa Casa TEA.  Bogotá 24 de noviembre de 2023. En Casa TEA (Teatro Estudio Alcaraván) se presentará este 30 de noviembre, 1 y 2 de diciembre el grupo Delirantes Teatro con su obra «Donde el viento hace buñuelos» escrita por Aristides Vargas, dirigida por Alveiro Tulcán y con la actuación de Sofía Herrera y Mercedes Mejía, una obra sobre el exilio y la amistad.  “Nosotros investigamos la corporalidad, la imagen poética, nos hemos interesado por la depuración y el detalle. En ese orden de ideas las personas van a ver mucha pulcritud y simbolismo, imágenes y acciones que están muy bien diseñadas desde la metáfora y la poética, pero sobre todo desde la verdad y la virtud de la dramaturgia de Aristides Vargas que nos empuja a mostrar el cuerpo con el objeto en sus límites” comentó Alveiro Tulcán, director de la obra. El grupo Delirantes Teatro nació en Ipiales, sur de Colombia, en el año 2012, después de participar en el Carnaval Multicolor de la Fro

Homenaje a Álvaro Mutis en Casa de América

Fuente Casa de América . Programa:   I. Diálogo: Bienvenida: - Luis Prados, director de programación de Casa de América. - Ernesto Pérez Zúñiga, subdirector de cultura del Instituto Cervantes. - Eduardo Ávila Navarrete, embajador de Colombia en España. Participan: - Pilar Reyes, directora de la división literaria del grupo Penguin Random House. - Juan Manuel Roca, poeta. II. Concierto: (15 minutos de duración) El grupo Como era en un principio, integrado por Ana María Fonseca Núñez (voz y dirección artística), Juan Camilo Araoz (guitarra barroca), Juan Miguel Sossa (tiple y bandola llanera) y Sebastián Villanueva (cuatro y percusión) interpretará las siguientes piezas: - Danzas españolas para guitarra barroca. - Tono humano del Siglo de Oro. - Villancico del Archivo de la Catedral de Bogotá. - Romance y danza de la tradición oral colombiana

Roberto Saviano, En la sombra de la muerte, un documental de Elisa Mantin

Roberto Saviano (Nápoles, 22 de septiembre de 1979) es un periodista, escritor y ensayista italiano.​ En sus escritos y artículos utiliza el reportaje y la literatura para contar la realidad económica, territorial y de empresa de la Camorra en Italia y del crimen organizado en general. Saviano saltó a la fama en 2006 con la publicación de su novela Gomorra, en el que describe los negocios de la Camorra, basándose en hechos reales. Amenazado de muerte, vive escoltado desde entonces. En la sombra de la muerte es un documental de Elisa Mantin.