Ir al contenido principal

LABERINTO

Elías Mejía










Poeta y caficultor quindiano (1951).  La Biblioteca de Autores Quindianos publicó hace unos años su libro Conversaciones con el pez.  Acá publicamos un poema inédito.






A María Ruiz
1. “(Del lat. labyrinthus, y este del gr. λαβρινθος). m.
Lugar formado artificiosamente por calles y encrucijadas,
para confundir a quien se adentre en él,
de modo que no pueda acertar con la salida.”
DRAE
El laberinto entre las cabelleras;
esos innumerables senderos trazados por el peine;
esos que invitan a la abstracción de un viaje,
seguros aunque extraviados,
hasta el centro del pensamiento de Helena, Beatriz, La Maga.

No es verdad que una cabellera de ébano
augure menor placer que los nórdicos oros
de olorosa canela y puerca lascivia,
cuando el viento estival se cuela en ellos,
para mesarlos a su antojo y lanzar al aire
el delgadísimo hilo de sus banderas.

Höelderlin

Imaginemos el laberinto del planeta,
cuyo centro será imposible ocupar.
Imaginemos los gigantescos socavones
donde se cuece entre siglos el petróleo;
imaginemos las grutas del calor
y al animal de fuego en su brega
por mirar otra vez el firmamento.

¿A dónde nos conducen las horas?
¿El centro del día es la luz o la oscuridad?

Las luces, las sombras y, entre tanto,
el laberinto del color del prisma,
el arco iris que antecede la claridad e ignora la noche,
mientras resbalan por su tobogán los espectros de un cuento amargo.






“La biblioteca es ilimitada y periódica.
Si un eterno viajero la atravesara en cualquier dirección,
comprobaría al cabo de los siglos
que los mismos volúmenes se repiten
en el mismo desorden (que, repetido, sería un orden: el Orden).
Mi soledad se alegra con esa elegante esperanza.” 
J.L Borges. Ficciones; La biblioteca de Babel.

Llegar al centro del laberinto de Don Quijote
entrando por la puerta del pan y la cebolla,
de la adarga antigua, la albarda o el rocín;
mejor, iniciemos la ruta por el sendero del refrán.

El laberinto de Internet, el inmensurable,
el que mayor cantidad de senderos ofrece
para llegar al centro del saber, donde permanece un ángel;
ya entramos allí y se presiente que nunca podremos salir;
el hipertexto nos lanza a la plenitud,
pero ésta se aleja siempre más…,
                                                                              siempre más…
Hemos sido atrapados en su Red.

“Laberinto clásico o cretense
Laberinto romano
Laberinto barroco
Laberinto manierista
Laberinto rizoma
Laberinto de Hampton Court
Laberinto de Stolp
Laberintos Medievales
Laberinto de Boughton Green
Laberinto de Altjessnitz
Laberinto ruso (llamados "Ciudad de Troya").”
Wikipedia


El laberinto del ajedrez el de la llama el de la huella digital
el laberinto de la identidad
yo soy otro nosotros en el otro; no soy yo, son yo;
nosotros llegamos al centro del otro, donde se halla a sus anchas el monstruo,
rodeado de pasillos y de costumbres, de genes y herencias, de caprichos y apegos;
llegamos de visita a despertarlo, a enfrentarnos con él,
a tratar de moldearlo a nuestro gusto.

Salimos de nuestro centro para visitar al otro,
pero llegamos armados y blindados, agresivos e hirientes,
pues sabemos que allí está el Minotauro, mitad hombre, mitad bestia,
listo para cornearnos.

La muerte es un laberinto;
el gran laberinto de una sola entrada
y, de él, no concebimos la salida.

El laberinto de las religiones,
que pretenden dejar en su  centro la maldad
—nuestra porfiada bestia—, 
mientras formulan ingenuas,
inútiles conjeturas.

El laberinto de los Libros Sagrados
que contienen los senderos para llegar al centro
—a la verdad, al Dios—por siempre oculto,
incluso por expresa voluntad de los rabinos, los imanes, los curas.

Yo soy el centro del laberinto,
tú eres el centro del laberinto,
existimos incontables millones de centros,
pero hacia nosotros va un solo sendero,
entre paredes de nada y recovecos de miedos,
entre túneles de hambre
y soledades de egoísmo inocente y criminal.

Y el laberinto de las leyes,
construido para respaldar la ilusión
de ser distintos al monstruo,
de obedecer al pensamiento,
de vivir un orden y no tan sólo anhelarlo.

Por último,
¿cree usted que los rompecabezas
de madera
son un laberinto, y que,
cuando están separadas sus piezas,
estamos fuera de él,
y, cuando están ensambladas,
hemos acertado en su centro?




¿Es preciso dolerse por ser parte
del laberinto del desorden y el caos,
espontáneo y peligroso,
único creador y destructor?
El movimiento es el laberinto de la quietud.
Moverse es el sendero; quedarse inmóvil, el centro.

“Aquiles no podrá alcanzar a la perezosa tortuga.
Aquiles, símbolo de rapidez,
tiene que alcanzar la tortuga,
símbolo de morosidad.
Aquiles corre diez veces más ligero que la tortuga
y le da diez metros de ventaja.
Aquiles corre esos diez metros, la tortuga corre uno;
Aquiles corre ese metro, la tortuga corre un decímetro;
Aquiles corre ese decímetro, la tortuga corre un centímetro;
[…]
…y así infinitamente,
de modo que Aquiles puede correr para siempre sin alcanzarla.
Así la paradoja inmortal.”
J.L. Borges. Discusión; La perpetua carrera de Aquiles y la tortuga.  

Y así de fácil se engaña la mente;
así, con el más elemental laberinto de palabras,
aceptamos como verdad la bella paradoja:
la mente se engaña así de fácil y comprendemos de momento
que es factible una infinita división de la unidad.
Es una satisfacción esculpida en el aire o en el humo del desastre.
Entonces, la línea como unidad geométrica, tiene infinitas fracciones;
el libro, como unidad de lectura, tiene infinitas páginas;
el espejo, como unidad del reflejo, tiene infinitas imágenes;
la vida, como unidad de la existencia, tiene infinitas posibilidades;
y la muerte no existe,

porque Aquiles jamás podrá alcanzar a la tortuga.

Comentarios

  1. Gracias por la poesía, querido Elías, viaje en el que me hice fractal y helecho, vi a la amiga en sus búsquedas y abismos, y no me detuvo el monstruo, ni la prisa... desde Mendoza, Arg un abrazo

    Cenizo, al viento,
    Dorado en plumillas
    Las espinas deciden acoger la flor
    hay fruta más dulce que la del desierto?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Nos gustaría saber su opinión. Deje su comentario o envíe una carta al editor | RC

Entradas populares de este blog

Buenos Aires en cinco poemas

Pablo Di Marco      Tantas veces me han pedido mi opinión sobre temas de los que no tengo la menor idea, tantas veces me han pedido que escriba artículos sobre cuestiones inverosímiles…  Hoy podré darle un respiro a mi inutilidad. ¿Por qué? Porque los amigos de Revista Corónica quieren saber cuáles son mis cinco poemas favoritos que giren en torno a Buenos Aires. No se me ocurre trabajo más sencillo y grato. Podría nombrar cincuenta. Buenos Aires transpira literatura. En cada esquina, farol y empedrado se esconde la huella de algún poema, cuento o novela. No nombraré a los mejores, nombraré a los más queridos, a esos que viajan siempre conmigo, esos que recito y tarareo sin siquiera pensarlo.   “Setenta balcones y ninguna flor” de Baldomero Fernández Moreno      Este poema eclipsó al resto de la obra de Baldomero Fernández. ¿Cuál es su secreto? Intuyo que una irresistible alquimia de encanto, inocencia y sencillez. A lo que debemos sumarle el eterno debate en

Programación del 1er Festival Internacional de Teatro de Autor "El Vuelo del Alcaraván" en Bogotá

Bogotá | Boletín de prensa Por Juan Sebastián Navarrete Aldana - Prensa Casa TEA. Bogotá 4 de octubre de 2023.  Bogotá está lista para el 1er Festival Internacional de Teatro de Autor “El Vuelo del Alcaraván” que se dará del 10 al 15 de octubre del 2023 en el Corredor Cultural Los Ángeles donde existen cinco grupos de teatrales locales como: Corporación Changua Teatro, Dantexco (Danza, Teatro Experimental de Colombia), Colombian Dream Teatro, El Galponcito Umbral y Correo de Voz Teatro y Casa TEA (Teatro Estudio Alcaraván) organizador del festival.  Este corredor vibrará con la magia del teatro cuando las cinco salas se llenen de espectáculos emocionantes. Estas compañías cercanas añadirán una riqueza adicional a la programación del festival, presentando una variedad de perspectivas artísticas y estilos teatrales que seguramente deleitarán al público.   El festival contará con un total de  19 grupos participantes , incluyendo dos invitados internacionales, que prometen enriquecer la d

#TeatroenBogotá en Casa TEA || «Donde el viento hace buñuelos»

Por Juan Sebastián Navarrete Aldana | Prensa Casa TEA.  Bogotá 24 de noviembre de 2023. En Casa TEA (Teatro Estudio Alcaraván) se presentará este 30 de noviembre, 1 y 2 de diciembre el grupo Delirantes Teatro con su obra «Donde el viento hace buñuelos» escrita por Aristides Vargas, dirigida por Alveiro Tulcán y con la actuación de Sofía Herrera y Mercedes Mejía, una obra sobre el exilio y la amistad.  “Nosotros investigamos la corporalidad, la imagen poética, nos hemos interesado por la depuración y el detalle. En ese orden de ideas las personas van a ver mucha pulcritud y simbolismo, imágenes y acciones que están muy bien diseñadas desde la metáfora y la poética, pero sobre todo desde la verdad y la virtud de la dramaturgia de Aristides Vargas que nos empuja a mostrar el cuerpo con el objeto en sus límites” comentó Alveiro Tulcán, director de la obra. El grupo Delirantes Teatro nació en Ipiales, sur de Colombia, en el año 2012, después de participar en el Carnaval Multicolor de la Fro

«Casa Bukowski Internacional» en librería La valija de fuego

  Circular de prensa Editorial chilena «Casa Bukowski», arriba en el país publicando a tres poetas colombianos Bogotá, 11 de julio.  El próximo 14 de julio de 2023, la multiplataforma internacional de literatura, cine y artes «Casa Bukowski Internacional» presentarán las obras pertenecientes a la Colección Panhispánica 2023 en Librería  La Valija de Fuego , de Carmen Alicia Pérez (Cereté), Ringo Cruz Gamba (Bogotá) y Leidy Mantilla (Bucaramanga), junto al poeta, editor y fundador de la multiplataforma, Ivo Maldonado.  “Estos nuevos autores como Ringo Cruz, Carmen Alicia Pérez y Leidy Mantilla, aportan una   renovada mirada a la poesía actual. Ringo Cruz, desarrolla un trabajo experimental y rupturista, adelantando el tiempo con un arraigado origen andino. Carmen Alicia Pérez, una de las voces jóvenes más importantes, juega con la sed y el agua en un poemario absolutamente íntimo y personal. Leidy Mantilla finalmente, presenta un poemario que modula el amor y los desenlaces con un ojo e

Los cuentos de Juana, Álvaro Cepeda Samudio, editorial Uninorte

Presentación en Filbo 2024 de Los cuentos de Juana, Álvaro Cepeda Samudio, editorial Uninorte. Participan: Julio Olaciregui, Silvia Garavito, Elías Doria, Fabián Buelvas.